Galería Rafael Ortiz

Actividad realizada con la ayuda del Ministerio de Cultura y Deporte

CARMEN LAFFÓN

Presencia

De Carmen Laffón se ha escrito casi todo. De trayectoria amplia y dilatada en el tiempo, su presencia en el panorama artístico español ha sido una constante desde que inició su trayectoria a finales de los años 50. 
Desde 1981, año en el que empezamos a trabajar con Carmen, hemos realizado tres exposiciones individuales de esta gran artista en nuestra galería y sus obras han estado presentes también en muchas exposiciones colectivas y temáticas. Ahora, un año después de su fallecimiento, presentamos una nueva exposición con un carácter muy especial: cada obra aquí expuesta tiene un gran valor no necesariamente material sino de recorrido vital. 
Se trata, por tanto, no de una exposición temática como tal sino, más bien, de una sucesión de recuerdos de los años que recorrimos con ella, de nuestra amistad, admiración y complicidad. 
Los viajes realizados juntos – ya fueran por montar exposiciones de sus obras en otros espacios o por disfrutar de las muestras de otros artistas amigos comunes-, las visitas a sus estudios de Sevilla y La Jara en Sanlúcar de Barrameda -siempre acompañadas de largas charlas, tanto en su jardín como en su viña-, sus dudas y sus certezas, nos hablan de su talante y generosidad. 
Con la presencia de estas obras aquí, queremos hacer patente nuestra devoción a una artista universal que siempre iba hacia adelante como reto establecido, permanentemente, en su vida. Hasta que nos dejó.
Gracias, Carmen. 
 
Rafael Ortiz y Rosalía Benítez
Noviembre 2022
 
 
La obra de Carmen Laffón (Sevilla, 1934 – Sanlúcar de Barrameda, Cádiz, 2021) aborda en su esencia y plenitud los paisajes que le son más cercanos y los afronta con una originalidad indiscutible. Descubridora de la belleza en lo más insospechado y con un discurso personal e inconfundible, Carmen Laffón es capaz de emocionarnos a través del color y las sugestiones de la materia. El color trasciende la forma y habla sólo de la sustancia de las cosas.
En la obra de esta artista el silencio alcanza tanto protagonismo con el motivo, lo cual deriva del hecho de que pinta “emociones interiores y exteriores, no declaradas, sino sugeridas”. En este sentido, sus trabajos resultan la recreación de un espacio que ha sido habitado, cruzado o manipulado previamente por alguien (quien coloca los objetos y las frutas de sus bodegones, quien mira por la ventana, o quien deja una carta en un armario después de leerla) y que lo ha impregnado emocionalmente con su presencia.
Premio Nacional de Artes Plásticas en 1982, recibió la Medalla al Mérito de las Bellas Artes en 1999 y en el año 2000 ingresó en la Academia de Bellas Artes de San Fernando.
Sus obras forman parte de las más importantes colecciones institucionales, como MNCARS (Madrid), British Museum, Gabinete de Dibujos (Londres), The Metropolitan Museum of Art (Nueva York), Museo de Arte Abstracto de Cuenca