Guillermo Pérez Villalta

CV

Tarifa, Cádiz. 1948.


En 1966 comenzó los estudios de Arquitectura en Madrid, que abandonaría para dedicarse de lleno a la pintura. Un viaje que hizo en 1975 a Italia, a donde ha regresado en numerosas ocasiones, junto con un interés creciente por la tradición clásica del arte, le conduce a una pintura donde los recursos manieristas conviven con una iconografía clásica en un ambiente muy arquitectónico. En los setenta se le consideró como uno de los artistas capitales de la denominada “nueva figuración madrileña”. En 1985 recibe el Premio Nacional de Artes Plásticas y la Medalla de Andalucía y en 1994 el Premio de Artes Plásticas de Andalucía. En 2006 es galardonado con la Medalla de Oro de las Bellas Artes.

La obra de este artista ha estado siempre ligada a la más pura concepción artística. Los grandes mitos que han hecho fortuna a lo largo de la historia son retomados por Pérez Villalta para conformar una iconografía simbólica donde los más inesperados asuntos tienen una relación imprevista, con desarrollos imposibles, hasta hacer trascender la más pura esencia de la espiritualidad occidental. Se trata de una compleja y significativa puesta en escena con los más variados elementos, donde se yuxtaponen los más amplios recursos expresivos.

Su obra forma parte de los más importantes museos e instituciones públicas, como MNCARS (Madrid), Artium (Vitoria), CAAC (Sevilla), Museo Patio Herreriano (Valladolid), Museo Marugame Hirai (Japón) o The Solomon R. Guggenheim Museum (Nueva York), entre otros.