Juan Francisco Isidro

CV

Inició su actividad a mediados de los años 80 participando en colectivas como “Ciudad invadida”, “Andalucía, Puerta de Europa”, entre otras.

En sus trabajos utiliza tanto la pintura como el dibujo y la fotografía como soporte. Se trata de un ejercicio mental, aunque termina haciéndose físico, tomando forma. Parece bastarle con lo mínimo, con una huella, una silueta que a veces no termina. Su último trabajo lo constituye una serie de piezas en madera que, por su apariencia, deberíamos llamar esculturas, aunque anímicamente están más próximas a la idea del dibujo. Dotado de un espíritu fuertemente autocrítico, Isidro nunca quiso dejarse ver, convencido de que el espacio de trabajo era el silencio, la exigencia. Un inquebrantable rigor.

Fue Premio L’Oréal en 1990 y Beca Banesto en 1992. Su obra está presente en importantes museos como MNCARS (Madrid), Centro Andaluz de Arte Contemporáneo (Sevilla), MEIAC (Badajoz) y en diversas colecciones públicas como Colección Banco de España (Madrid), Colección Telefónica (Madrid), Colección La Caixa (Barcelona) o Fundación Coca-Cola Juan Manuel Sáinz de Vicuña (Madrid).